ignorar Partigi is also available in English · Change to English

Pedro José Tena

Badajoz
Portada de Terminator (Lorenzo F. Díaz)

Pedro José Tena ha leído Terminator Lorenzo F. Díaz 4 06 de Marzo de 2012 17:05 #

El propio autor, Lorenzo F. Díaz, comenta que este libro surge como encargo de su editor y no por decisión propia, ya que lo que el escritor tenía en mente era un ensayo sobre el cine de James Cameron. Sin embargo, el volumen es una buena muestra de la profesionalidad de Díaz y de su buen hacer, ya que entregó un trabajo sólido, apasionante, informativo y didáctico.

Algo queda del frustrado proyecto de analizar la filmografía completa de Cameron hasta la fecha de firmar sus líneas (año 1999), ya que hay un capítulo central dedicado a desglosarla de manera breve. Pero el grueso de este libro es el análisis pormenorizado de todo el proceso de preproducción, producción y postproducción de esas dos obras maestras del cine de acción y ciencia-ficción que son 'Terminator' y 'Terminator 2'. Al mismo tiempo que desgrana escena por escena ambas películas, utilizando como guía los varios montajes aparecidos e incluso los guiones originales, Lorenzo F. Díaz lleva a cabo una lección magistral de análisis cinematográfico apto para todos los lectores y, para los más curiosos, explica exhaustivamente el proceso de creación de algunos de esos efectos especiales que nos hicieron enmudecer en su día.

Escrito con una claridad envidiable y sin caer en los circunloquios y cultismos a los que tanto tienden las obras de otros comentaristas de cine, 'Terminator' es un libro imprescindible para cualquier amante de esta saga. Se echa en falta que, debido a la fecha en la que fue publicado, se quedaran fuera los análisis de 'Terminator 3' y 'Terminator Salvation', aunque quizá algún día podamos contar con una reedición que subsane esto.*

*Me consta que el libro fue relanzado años después, pero ignoro si incluía algo nuevo o si Alberto Santos se limitó a cambiar la portada.

Comentar ·

Portada de Amazonas. Guerreras en la pantalla.  (James UrsiniDominique Mainon)

Pedro José Tena ha leído Amazonas. Guerreras en la pantalla. James Ursini, Dominique Mainon 2 03 de Marzo de 2012 13:24 #

Apreciable ensayo sobre el papel de la mujer en la cultura popular, centrándose especialmente en el cine aunque también pasando por la televisión y el anime (hay un interesante capítulo dedicado a Sailor Moon).

Hay cabida para todo, desde partes dedicadas al Western a otras centradas en el cine de Artes Marciales de Hong Kong, y por sus páginas desfilan tanto Buffy como Ilsa. Por lo tanto, el espectro que recoge es bastante amplio y, para colmo, está ilustrado con fotografías ciertamente sugerentes (aunque he de hacer una advertencia para los más pajilleros: no hay desnudos, que al fin y al cabo esto lo ha escrito una mujer).

James Ursini sirve de apoyo al texto, aunque la mayor parte del trabajo viene firmado por Dominique Mainon... y se nota: la escritora tiene un deje feminista que emborrona algunos fragmentos, especialmente aquellos en los que se dedica a buscar símbolos fálicos en cualquier secuencia.

El libro es algo farragoso en ocasiones, algo que no sé hasta qué punto podría ser debido a la traducción, y en general resulta más interesante que ameno, ya que termina siendo bastante reiterativo y el tema está tratado con demasiada seriedad, cayendo a veces en la pura ampulosidad.

Comentar ·

Portada de Blue Valentine (Derek Cianfrance)

Pedro José Tena ha visto Blue Valentine Derek Cianfrance 5 19 de Febrero de 2012 15:32 #

Películas que te hagan disfrutar mientras las ves hay a patadas, que te hagan reír, llorar o pasar miedo durante la proyección es relativamente fácil. Pero no podemos encontrar muchos ejemplos de películas que te dejen tan afectado como para que, días después de haberlas visto, todavía tengas en el cuerpo una sensación de desconsuelo no sólo similar a la que que experimentaste durante su visionado, sino todavía más intensa, amplificada por el recuerdo y la repetición mental de algunas de sus secuencias. "Blue Valentine" es de ese tipo de películas.

Como "(500) días juntos", la cinta sigue una estructura fragmentada en la que se van alternando momentos del pasado con otros actuales, mostrando cómo fue el inicio y el desarrollo de una relación mediante flashbacks, al mismo tiempo que se narra en presente cómo esa historia de amor se va desintegrando. Y también, como en el título citado al comienzo de este párrafo, "Blue Valentine" carga el mayor peso dramático sobre los hombros del personaje masculino (un sobresaliente Ryan Gosling), quien es, para variar, el que sigue profundamente enamorado de su pareja aún años después y quien está dispuesto a hacer lo que sea para que su matrimonio no llegue a su fin.

Lejos de mostrar al personaje femenino (también excelente Michelle Williams) como la mala de la película, el director Derek Cianfrance refleja en ella la angustia que alguien siente cuando ha dejado de estar enamorado de la persona con la que comparte su vida. Así, aunque cada uno a su manera y por distintos motivos, la pareja vive un calvario que es mostrado en la película de manera sobria y gradual, alternando momentos de una magia innegable (la escena del tap dance debería pasar ya a los anales del género) con otros de una tristeza desoladora que llevan al espectador a un estado de profunda identificación con los personajes y, por tanto, a recorrer un crisol de sensaciones que puede hacer mella en los ánimos del público más sensible.

Una auténtica maravilla que, incomprensiblemente, sigue esperando estreno en España.

Comentar ·

Portada de (500) Days of Summer (Marc Webb)

Pedro José Tena ha visto (500) días juntos Marc Webb 4 19 de Febrero de 2012 12:37 #

Hace dos años, cuando la vi, estaba realmente jodido por circunstancias personales y escribí esto para el periódico en el que colaboro:

<<"Esta no es una historia de amor". Esa es la advertencia que una voz en off nos hace al comienzo de (500) DAYS OF SUMMER (traducida aquí como 500 DÍAS JUNTOS), de Marc Webb, lo que nos sitúa de inmediato en una posición cómoda a los que no sentimos especial predilección por las comedias románticas convencionales, así como en una situación de escepticismo a los fieles a dicha corriente, confiados en que una historia de chico-conoce-a-chica producida en Hollywood y distribuida por la Fox no puede resultar algo demasiado atípico. ¿Es una falsa sentencia? ¿Realmente no es ésta una historia de amor? Supongo que depende de a quién se pregunte, de lo que cada uno haya vivido y de cómo sea la vida sentimental de cada espectador. Desde luego, si lo que esperan es una historia de amor en la que al final los protagonistas, Tom y Summer (gigantescos Joseph Gordon-Levitt y Zooey Deschanel), acaben juntos, ésta no es su película. De hecho, aquí está la gracia del asunto: 500 DÍAS JUNTOS narra el periodo que transcurre desde que los protagonistas se conocen hasta que Tom aprende a pasar página y olvidar su relación con Summer. Pero no lo hace cronológicamente, sino que salta de un día cuatrocientos al uno, luego al veintitantos, después al ciento y pico, y así sucesivamente, creando un interesante juego de espejos en el que vemos cómo un chiste hacía gracia al comienzo de la relación y cómo causa el hastío una vez superada la chispa inicial, del mismo modo que una idéntica frase puede resultar un alivio o un drama cuando se pronuncia en contextos separados por el tiempo y el desgaste.

Visto así igual les puede parecer complicado, pero no he estado recomendando la película a todo el que ha querido escucharme durante las últimas semanas por casualidad: 500 DÍAS JUNTOS tiene la virtud de generar entusiasmo, tiene la rabia y los altibajos de una canción de desamor, posee recursos visuales arrebatadores (dividir la pantalla mostrando en una parte las expectativas de Tom y en otra la realidad es simplemente genial, y por otra parte me resulta angustiosamente familiar), una banda sonora perfecta (que va de The Smiths a… Patrick Swayze, q.e.p.d.), un reparto brillante y un guión sagaz y ágil. Parecen muchos superlativos para una sola película, pero ninguno sobra. 500 DÍAS JUNTOS es un himno pop hecho película, emocionante, accesible y pegadizo. Y no sé qué les parecerá a ustedes cuando la vean, porque quizá mi impresión se deba a que comparto con el protagonista una visión sobre las relaciones tan idealista que sólo nos conduce al fracaso, la soledad y la infelicidad, pero a mí, sobre todo debido a mi nefasto y casi secreto historial sentimental, 500 DÍAS JUNTOS sí me parece una historia de amor ajustada a la realidad. Y ahora me voy a escuchar ‘There’s a light that never goes out’ de los Smiths, por enésima vez en lo que va de semana…>>

Ahora he vuelto a ver la película y, en el tiempo que ha transcurrido desde entonces, he tenido la suerte de conocer a mi Autumm particular y, por tanto, la manera en la que he interpretado la cinta ha variado notablemente: ya no me siento un tipo desgraciado como el protagonista, ni soy tan trágico ni propenso a sentir lástima por mí mismo. Así que, ahora, "(500) días juntos" es una película que soy capaz de disfrutar... ya no la padezco.

Comentar ·